sábado, 17 de marzo de 2012

AGHARTA, EL REINO SUBTERRÁNEO


AGHARTA, EL REINO SUBTERRÁNEO

E x t r a c t o d e l l i b r o ... "ACUARIO, LLEGADA DE LA EDAD DE ORO"

por el Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov

www.aivnhoe.de/

Ya hace años, os hablé de este reino subterráneo llamado Agharta, donde se ha desarrollado desde hace milenios una civilización fantástica. Este reino escondido está en comunicación con la superficie de la tierra porque existen aberturas en diferentes países del mundo: en los polos, en América del Sur, en Mongolia, en el Tibet…e incluso en Francia, en los Pirineos. Desde tiempos muy lejanos se han transmitido leyendas - sobre todo entre los pueblos nórdicos – que hablan de un país, más allá de los hielos polares, una tierra donde reina una eterna primavera. Y según una conocida tradición de la Ciencia iniciática, las auroras boreales estarían producidas por seres extremadamente evolucionados que habitan en estas regiones y por una luz que procede del centro de la tierra.

Algunas personas en el mundo han tenido conciencia de la existencia de Agharta. Incluso se ha hecho una película, «Shangri-La» en la que se cuestionaba la existencia del país de la eterna juventud. Pero en todos los países existe esta tradición. Ya sea en Grecia, en India, en Egipto, todos los pueblos han tenido sus ideas respecto a este país de la juventud y de la eterna felicidad; y es precisamente el reino subterráneo de Agharta al que otras culturas han llamado el país del Santo Grial, Thulé, el jardín de Hespérides ...

Ahora, cada vez más, se habla y se escribe sobre Agharta, pero hace años era una cuestión poco conocida. Había el libro de un ruso, Ossendowski: «Bestias, hombres y dioses» que cuenta todo lo que le ha sido dicho a este respecto en los monasterios del Tibet. Pero sobre todo es el libro del marqués Saint Yves d'Alveydre: «La misión de la India», el que aporta las mayores revelaciones sobre Agharta. Saint- Yves d'Alveydre era un escritor, un erudito e incluso un Iniciado. Poseía la facultad de desdoblarse, y por eso revela en esta obra que ha podido entrar personalmente en Agharta. Da detalles extraordinarios sobre este reino subterráneo iluminado por una especie de sol central, donde, al igual que sobre la tierra, crecen árboles y flores, donde viven animales y hombres. Habla de bibliotecas y de archivos que se extienden a través de kilómetros y que contienen toda la historia de la humanidad. Sí, libros extraordinarios que fueron escritos por grandes Iniciados y que contenían grandes secretos; fueron retirados de las manos de la humanidad, pero están allá, en Agharta, y sólo aquéllos que están evolucionados tienen derecho a leerlos.

Todo lo que pasa en el mundo desde un principio está registrado y conservado en estos archivos. Todo lo que ha desaparecido de la superficie de la tierra y que se cree definitivamente perdido, se encuentra allá abajo. Si queréis saber cómo eran ciertos personajes históricos, allá lo encontraréis. Y también vosotros estáis allí, en miniatura. Porque todos nosotros existimos bajo la forma de un doble para que se nos estudie. En Agharta hay siempre un reflejo en miniatura de todo lo que pasa aquí. Y los Aghartianos saben incluso que en este momento estoy hablando de ellos.

Algunos, que han investigado, piensan que los bohemios, los zíngaros, proceden de Agharta, de donde fueron expulsados, y que es de allí de donde han traído los conocimientos que tienen sobre el Tarot, por ejemplo, y que se transmiten de generación en generación. Se cree también que los Aghartianos proceden de los Atlantes y de los Lemures. Antes de que el continente comenzara a zozobrar - habrían pasado quince mil años según ciertos investigadores - deberían haber huido con sus máquinas extraordinarias para refugiarse en las entrañas de la tierra donde han creado ciudades, asentándose allá.

Evidentemente se cuentan toda clase de historias extraordinarias respecto a Agharta. ¿Son verdaderas o falsas? No es esto lo que me interesa. Lo que me interesa es la filosofía, los principios sobre los que se ha fundado este reino, y cómo propagarlo, y sobre todo cómo hacer comprender a los humanos que acabarán rompiéndose la cabeza si continúan siguiendo filosofías erróneas.

Agharta es un reino muy sabiamente organizado y gobernado, donde millones de hombres viven en la prosperidad, la paz y la felicidad, al abrigo de enfermedades e incluso de la vejez. Saint-Yves d'Alveydre habla en detalle de esta organización. En la cumbre reina una trinidad de seres: el Brahatma, el Mahatma, y el Mahanga (que Ossendowski cita bajo los nombres de Brahytma, Mahytma y Mahynga). A Brahatma está confiada la Autoridad, a Mahatma el Poder, y a Mahanga, la Organización. Y como Agharta posee una estructura que es un reflejo del orden cósmico, por debajo de esta trinidad superior hay un grupo de 12 personas, a semejanza del zodíaco, y después un grupo de 22, a semejanza de los 22 principios del Verbo, con cuya ayuda Dios creó el mundo; después 365, como los 365 días del año, etc.

Durante años he reflexionado y meditado mucho sobre Agharta y he trabajado para entrar en comunicación con su reino invisible. Quizás no lo creáis, pero ha llegado el momento de decíroslo; os traigo la misma organización. Es preciso que los humanos comprendan ahora que aún no han encontrado el gobierno que les conviene y que sólo la sinarquía, el gobierno de los Iniciados, puede resolver todos los problemas políticos, sociales, económicos.

Os traigo la misma cultura que existe en Agharta. Todavía no puedo en verdad, desvelarla, revelarla, porque parece ser algo tan lejano, tan absurdo, que me arriesgo a que me metan en algún sitio especial... Sí, si os digo todo lo que sé, me meterán en un manicomio. Es por ello que no me atrevo a haceros ciertas revelaciones. Pero todo está aquí, en mi cabeza, y cada vez os hago penetrar más y más en estas verdades de la Ciencia iniciática. Por otra parte, si actuáis de buena fe, no podéis dejar de reconocer que todo lo que os he revelado hasta ahora era verdad. Así pues, os dejo libres, haced lo que queráis.

Y lo que es absolutamente verídico es que os traigo una nueva cultura. La Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal tiene por misión el introducir en el mundo la filosofía de Agharta. Una tradición cuenta que Rama, después de haber conseguido asentar la Edad de Oro en la tierra, fue a habitar a Agharta y que muchos otros grandes espíritus, como Buda o San Juan, o incluso el alquimista Nicolás Flamel, también han ido a vivir en Agharta. Pero lo que no se sabe, es que en nuestra época los Aghartianos se reencarnan sobre la tierra para traer su ciencia, su organización, su gobierno: el gobierno de los Iniciados.

Puedo explicaros cómo viven los Aghartianos, cómo nacen, cómo entienden el amor. Saben que la fuerza sexual es una energía preciosa, por eso no la malgastan, sino que por el contrario la utilizan para convertirse en criaturas superiores, en divinidades. Por otra parte es de Agharta de donde procede el verdadero Tantra-yoga, tan conocido en el Tibet y en la India, pero del que muy pocos Occidentales tienen una buena comprensión. ¡En cuanto a la práctica, mejor no hablar...! Muchos no han logrado otra cosa que enfermar y desequilibrarse. Así pues, atención, no os aconsejo que os embarquéis en este sentido. Estudiad, preparaos, purificaos, y enseguida obtendréis todo tipo de revelaciones sobre la extraordinaria ciencia de aquellos seres.

Porque la ciencia de los Aghartianos concierne también a los descubrimientos más avanzados de la física. Tienen la posibilidad de vigilar y controlar todo lo que pasa sobre la tierra; pueden incluso destruir completamente a toda la humanidad desencadenando la potencia de los cuatro elementos. Pero como son seres evolucionados y pacíficos, no lo harán. Incluso es muy probable que los platillos volantes cuya existencia ahora ya no se puede dudar, no procedan de otros planetas, sino del centro de la tierra, pasando por el polo Norte o Sur. Muchos observadores situados en el Ártico o en el Antártico han visto platillos volantes que iban o venían en esta dirección.

Los Aghartianos tienen pues, medios de locomoción completamente excepcionales. Lo que es notable, es que se hayan manifestado sobre todo a partir de 1945, después de la bomba atómica de Hiroshima. Vienen para vigilar, saben que los humanos son tan insensatos que podrían destruir la humanidad; y en este caso, también ellos, bajo tierra, serían alcanzados, y evidentemente están un poco inquietos. Puede ser que dentro de algunos años se decidan a salir para dar mensajes, advertencias. Puede que también ¿por qué no? se lleven consigo a algunos de vosotros, para mostrarles el esplendor de su país devolviéndolos enseguida a la tierra. Hasta el presente ninguno de los que han podido ir a Agharta han vuelto. Pero los Aghartianos son de una bondad y generosidad tan grandes, que no hay que temerles. Han vencido todas las debilidades humanas.

Naturalmente muchos han intentado perseguirles. Pero sus platillos volantes están rodeados de un campo magnético que les hace invulnerables, y si ven que les persiguen proyectan rayos que detienen o bloquean las máquinas de sus perseguidores. Trabajan siempre con la luz; su poder está en la luz, con ella neutralizan todas las fuerzas hostiles. Se ajustan a esta regla iniciática según la cual hay que utilizar la luz como protección contra los elementos nocivos. Pronto, los humanos comenzarán a descubrir muchos de sus secretos.

Y yo, os lo estoy diciendo desde hace años: no hay nada tan importante a estudiar como la luz, porque la luz tiene todos los poderes. Últimamente la ciencia ha descubierto la potencia del rayo láser. Quedan muchos descubrimientos por hacer, pero un día todo lo que os he revelado será reconocido y comprobado. Hasta el presente no se han tomado en serio estas revelaciones, porque no han sido confirmadas por la ciencia oficial. En lugar de sentidas interiormente, de tocadas casi con su alma, con su espíritu, los humanos, que están tan intelectualizados, esperan el veredicto de la ciencia oficial para creer las más grandes verdades. Pero os lo digo: tarde o temprano lo que os he revelado en mis conferencias será comprobado científicamente. Esto empieza por otra parte con las experiencias que se han hecho en Rusia; los demás países están retrasados, pero seguirán a los Rusos y aceptarán la realidad del poder del pensamiento, del aura, de la clarividencia. Unos técnicos han preparado ahora unos aparatos que pueden registrar ciertos fenómenos llamados «parapsíquicos» y estamos obligados a aceptar los resultados de estos registros. Los humanos esperan siempre el veredicto de los aparatos externos, sólo confían en estos aparatos. Mientras que los aparatos que el Creador ha puesto en ellos mismos, no los tienen en cuenta, no los utilizan. Sin embargo debería ser al revés.

Os he dicho que Agharta me interesa desde el punto de vista filosófico por el modelo de organización, de gobierno y de vida colectiva que nos presenta. También nosotros debemos trabajar para la colectividad con el mismo desinterés que los Aghartianos, con este amor infatigable, con el fin de formar una familia sobre toda la tierra, y que no haya más fronteras, guerras ni miserias.

En aquel momento, los intereses de cada persona serán respetados. Cuando todo marcha bien en la colectividad, cada uno de sus miembros se encuentra bien. Mientras que si sólo están bien algunos individuos, pero no la colectividad, estos individuos tarde o temprano son amenazados y aplastados porque este bienestar no es una situación estable y duradera. Por eso cuando se ve que cada cual no tiene otra idea en la cabeza que estar bien él, burlándose abiertamente de los demás, se puede predecir que se trata de una situación inestable. Si los humanos hiciesen un esfuerzo por olvidarse un poco de sí mismos, para consagrarse a la colectividad, todo el mundo tendría sus intereses salvaguardados. Porque el interés de todos está ahí. Por eso siempre digo: no sabéis lo que os conviene, vuestro comportamiento lo prueba, tarde o temprano os desmoronaréis.

La vida colectiva nos envuelve, nos domina, nos dirige, no se puede jamás ser libre e independiente frente a la colectividad. No hay pues que ocuparse en buscar un pequeño abrigo para sí, porque estos no son más que paños calientes. ¡Pero se está aún tan lejos de esta amplitud de conciencia! Las personas son como los insectos: desde el momento en que algo no va, se esconden en su agujerito pensando que allí estarán seguros. Bueno, lo comprendo, se ha recibido esta herencia de los insectos, es fantástico. Pero ahora podemos, por lo menos, cambiar un poco. Naturalmente, los humanos han progresado en el sentido colectivo. Pero no es suficiente porque aún siguen destruyéndose entre sí. Su conciencia se ha ampliado un poco, es verdad, pero la situación no ha cambiado. Antes, se mataba a un hombre, ahora se pueden matar a millones de golpe. ¡Ahí está el progreso! ¡Ah! en eso se ha progresado. También las ciudades son mayores, pero interiormente la naturaleza es la misma: cada cual en su agujerito. Son unos «trogloditas»; como en el pasado, están aislados, divididos, se muestran hostiles entre sí.

Hay que ir a buscar soluciones en lo alto, en el espíritu, en la luz. Mientras que los humanos intenten resolver los problemas sin esta luz, incluso las mayores transformaciones políticas, sociales, etc., no serán verdaderamente eficaces; habrá siempre un germen de interés personal que irá contra el interés colectivo y que, poco a poco, contaminará todo el resto. Es preciso pues que consulten esta sabiduría eterna a la que consultan los Aghartianos y que yo siempre consulto, entonces ella les dirá qué hacer. Pero tampoco la Iglesia la consulta. La Iglesia incluso reemplaza el interés del Señor por su propio interés; y por ello la predicción de Fátima es terrible para ella. Pero la gente ya no cree en nada, son el interés y el dine­ro los que ocupan ahora el primer lugar.

Por eso sé muy bien que el sistema que os traigo aún no tiene posibilidades de ser comprendido ni aceptado. E incluso si ciertas autoridades supiesen que nuestra Enseñanza está basada en la sinarquía, serían capaces de intentar clausurar nuestro establecimiento. ¡Se detesta la sinarquía! Pero las condiciones van a cambiar, y pronto resultará imposible detener la propagación de estas verdades. Nadie en el mundo podrá impedirlo. Es la época de Acuario que se está acercando y que nos trae la Enseñanza de la colectividad.

El orden sinárquico llegará y será probado. Cada sistema debe probarse, y si se demuestra que es ineficaz, es reemplazado por otro, y luego por otro más... Es así como, ensayando, se acaban por encontrar las soluciones correctas. En realidad, en lugar de continuar haciendo experiencias dolorosas y que cuestan muy caras, se podría adoptar de golpe este sistema que existe ya en alguna parte desde hace millares de años.

Desgraciadamente por el momento cada cual quiere experimentar personalmente para descubrir solo las grandes verdades. Claro está que a través de este sistema se termina por llegar, y todos llegarán, pero será muy largo, y se necesitarán siglos, milenios. Todos están preparados por el Creador para encontrar la verdad, pero es el tiempo para encontrarlo el que no es el mismo para todos. Los que aceptan guías, instructores, Maestros, acortan el tiempo, las pérdidas y los sufrimientos. Los que no aceptan estos medios eficaces y rápidos harán también los mismos descubrimientos que los demás, pero en millares de años. Prefieren encontrarlo solos, quieren permanecer libres y no aceptan someterse, seguir a otro; también ellos acabarán por encontrar un día, pero ¿en cuánto tiempo?

Este estado de espíritu está sobre todo muy propagado entre los intelectuales. Sí, hay alguien en alguna parte, pero es muy raro encontrar intelectuales que no sigan este camino, son una excepción. Personalmente, me encuentro entre estas excepciones. Felizmente la Providencia me ha salvado privándome de toda clase de posibilidades intelectuales, que ha dado, por el contrario, a los demás. Por esta razón me he preocupado en aceptar la sabiduría de los que me superan. Todos los que tienen grandes facultades intelectuales se creen muy capaces... Pues bien, encuentro que la Providencia no se ha cuidado mucho de ellos. No aceptan ninguna autoridad, sólo cuentan consigo mismos, y por lo tanto van a necesitar millares de años aún para descubrir la verdad.

Desde hoy hasta dentro de algunos años se harán grandes descubrimientos. La cuestión está en saber si habrá bastante gente preparada para comprenderlos, sentirlos y realizarlos en su vida. Está dicho en la Biblia que al final de los tiempos todo será desvelado. Y este tiempo está próximo. Evidentemente, cuando se dice «el fin de los tiempos», no hay que imaginarse que se trata verdaderamente del fin del mundo. ¡Cuántas veces se ha anunciado ya el fin del mundo... incluso dando la fecha! Pero he aquí que la fecha pasaba y el mundo continuaba. Se producían, naturalmente, algunos trastornos pero el mundo continuaba. La humanidad nunca desaparecerá completamente. Los humanos son sólidos, no os preocupéis, lo resisten todo. Pero que pronto se producirán todo tipo de trastornos y de desórdenes, y que se producirá el fin de una época, eso sí es cierto.

En su libro: «Bestias, hombres y dioses», Ossendowski cuenta que una tarde, cuando atravesaba una región desértica de Mongolia en una caravana de camellos, se hizo de pronto un silencio impresionante (y Saint-Yves d'Alveydre también menciona este fenómeno): los hombres y los animales se detuvieron, e incluso los pájaros dejaron de volar. Su guía le explicó que este recogimiento de toda la naturaleza corres­pondía al momento en que el Rey del mundo entraba en el santuario de su palacio subterráneo de Agharta para orar en él. Muy pocos hombres han podido ver al Rey del mundo, aun­que algunas veces se muestra, en ciertas fiestas religiosas, y su aparición cada vez ha estado acompañada de prodigios. Ha hecho predicciones, algunas de las cuales ya se han cumplido, y otras también se realizarán. Sí, el Rey del mundo existe; espera el momento para manifestarse. Y también, ya os lo he dicho, algunos seres de Agharta vienen a encarnarse sobre la tierra para poder realizar los proyectos del mundo invisible. Muchos están a punto de trabajar en este sentido para un gobierno mundial.

Entonces, veamos, entendedme bien: arriba está la nueva Jerusalén, Iérouschalaîm Hadascha, de la cual habla San Juan, y abajo, Agharta. Nosotros, los humanos, estamos situa­dos entre ambos. Entonces, la nueva Jerusalén va a descender y Agharta va a ascender, y ello constituirá el Reino de Dios entre los hombres. Como la Jerusalén celestial, Agharta es una idea de la vida interior. Los alquimistas aludían a Agharta con la palabra VITRIOLUM, en la que cada letra representa en realidad el principio de una palabra, lo que produce esta frase latina: «Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem Veram Medicinam». Lo que significa: «Visita el interior de la tierra. Rectificando, encontrarás la piedra escondida, la verdadera medicina.» Agharta, también es esta tierra interior que es preciso visitar. Porque el hombre esta hecho a imagen del universo y todo lo que existe fuera de él existe también en él.

Extracto del Libro: “Acuario: Llegada de la Edad de Oro”

de Omraam Mikhaël Aïvanhov, Tomo 25 -

viernes, 30 de diciembre de 2011

SOCIEDAD ILLUMINATI Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL








AL:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

SOCIEDAD ILLUMINATI Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL

CONTENIDO

INTRODUCCION

CAPITULO I: LA NOCHE DE WALPURGIS

CAPITULO II: CREACION Y EXTINCION DE LA ORDEN DE LOS PERFECTIBILISTAS

CAPITULO III: EL MUNDO CAMBIA: REVOLUCION EN FRANCIA E INDEPENDENCIA EN ESTADOS UNIDOS

CAPITULO IV: SIMBOLOGIA ILLUMINATI EN LOS ESTADOS UNIDOS

CAPITULO V: ALBERT PIKE: ILLUMINADOS AL DESCUBIERTO

FUENTES.

INTRODUCCION

Corría el año 1784 en Baviera (Alemania), cuando el príncipe elector, conde paladín y duque Kart Theodor aprobó la disolución de los masones y los Illuminati al considerarlos una grave amenaza para la estabilidad de las monarquías europeas y la poderosa iglesia de Roma.

Cinco años más tarde, el martes 14 de Julio de 1789, se da inicio formal a la revolución francesa con la toma de la simbólica fortaleza de la Bastilla. El antiguo régimen comenzaba a derrumbarse, Luís XVI sería derrocado y los conceptos de libertad, fraternidad e igualdad se convertirían en los pilares de la edad contemporánea, siendo por todos conocido, que sin excepción alguna, los inspiradores y ejecutores de estos cambios pertenecían a la francmasonería.

De la participación illuminati en los acontecimientos de la revolución francesa, solo existen algunos indicios de los cuales nos encargaremos más adelante, pero desde ya planteamos el enigmático suceso de que fuesen, precisamente supuestos miembros de la orden creada en Baviera, quienes gestaron el movimiento de independencia en los Estados Unidos, existiendo abundantes conexiones entre el proyecto de esta nación y los símbolos que la identifican, con el plan de los illuminati.

Con esta investigación, pretendemos revisar la misteriosa presencia illuminati en los mas importantes hechos históricos de los dos últimos siglos. ¿Qué papel desempeñaron los illuminati en el estallido de las dos guerras mundiales, el fin del zarismo, el establecimiento del comunismo en Rusia, la creación de un estado judío y el conflicto árabe-israelí? ¿Acaso la humanidad se ha convertido en el juego de un exclusivo grupo que paciente y metódicamente, mueve sus fichas para consolidar el llamado NUEVO ORDEN MUNDIAL?

La lectura de este documento puede ser de interés para profanos y masones, sin embargo, para los segundos, se debe generar un interrogante adicional en cuanto al vínculo incuestionable entre las dos organizaciones. La masonería aunque hermética y selecta, goza de reconocimiento como institución de hombres libres y de buenas costumbres, esmerados en ser cada día mejores y movidos por propósitos altruistas; los illuminati, en cambio, son habitualmente percibidos como una simple leyenda de individuos siniestros y poderosos que pretenden destruir sistemáticamente todo lo establecido para erigirse como amos absolutos de una nueva sociedad.

CAPITULO I

LA NOCHE DE WALPURGIS

La noche de cada 31 de Octubre, es la acostumbrada en gran parte de occidente para celebrar la fiesta de brujas, en buena medida, porque esta tradición se incorporo a los Estados Unidos con la inmigración de antiguas poblaciones celtas, tales como los Irlandeses llegados en el siglo XIX. Es decir, que el popular Halloween de los norteamericanos, en realidad es una derivación de lo que ocurría hace más de 2500 años entre los fascinantes pueblos celtas asentados en el norte de Europa.

Los celtas dividían el año según las estaciones climáticas, de tal forma que el 31 de Octubre finalizaba el verano para dar paso a la festividad del Samhain acontecida el 1 de Noviembre, fecha en la cual, comienza el invierno y por consiguiente el año nuevo. En este ultimo día no solo era necesario resguardar los animales en los establos para soportar la llegada del invierno, también se creía que los espíritus emergían de los cementerios buscando resucitar en los cuerpos de los vivos. Frente a esta peligrosa situación, las gentes debían esconderse dentro de sus viviendas y colgar en las fachadas calaveras, huesos y todo tipo de elementos desagradables, esto confundía a los muertos que pasaban por allí inadvertidos, viéndose obligados a continuar su recorrido por el mundo de los vivos.

De la anterior forma, se explica que en Halloween se decore con motivos siniestros y que con frecuencia los disfraces representen entes de ultratumba.

No obstante, no es el Samhain la conmemoración celta que más nos interesa, sino lo que sucedía la noche anterior al 1 de Mayo, día conocido como Beltane y en el que iniciaba la primavera.

Este suceso que nos incumbe, es llamado la noche de Walpurgis, lógicamente ocurrido cada 30 de Abril al concluir el invierno. El especial significado místico de esta noche, radica en que al cambiar nuevamente de estación se abandona lo viejo y se destruye aquello que ya no sirve en el hombre, aquí se deja atrás el frió para pasar al calor, de cierta manera se muere para renacer.

En la mitología de las Eddas, es en la noche de Walpurgis cuando muere Odìn, el Dios principal de los antiguos nórdicos, desatándose el caos en el mundo y haciéndose frágiles las barreras que separan las dimensiones entre vivos y muertos. Si bien relatamos que la noche anterior al Samhain, los celtas despedían el verano y se encubrían de los espíritus, en la noche de Walpurgis; además de despedir el invierno, formaban fogatas en representación de la luz, impidiendo la presencia de los seres sobrenaturales provenientes del mundo de las tinieblas.

Aún en nuestros días, se conserva parte de la tradición encendiéndose las fogatas para esperar la llegada de la nueva estación. En esencia, este es un momento del cambio, aunque para efectos de nuestra investigación sobre los illuminati, no podemos perder de vista, que a partir de la expansión del cristianismo, la fiesta de Walpurgis ha sido señalada como la celebración del cumpleaños de Satanás.

De la noche de Walpurgis del 30 de Abril, al Beltane del 1 de Mayo, acontece una autentica transición equinoccial para los pueblos a los que nos estamos refiriendo y vale la pena detenernos un instante frente al concepto de equinoccio; de gran relevancia entre masones, y por supuesto, entre los illuminati.

Durante el año, el sol se sitúa en relación directa con los puntos cardinales de la tierra, presentándose cuatro periodos de gran valor para las sociedades místicas, a saber: equinoccio de primavera, solsticio de verano, equinoccio de otoño y solsticio de invierno. Nos centraremos solo en el primero de estos fenómenos cósmicos, cuando a la media noche de cada 21 de marzo, el sol entra en la constelación de Aries o cordero y entonces nace la primavera.

Más allá de las fechas, no encontramos ninguna diferencia sustancial entre el Walpurgis de los celtas y el trascendental equinoccio de primavera. Los masones, buscadores infatigables de la verdad, se preparan para ser abrazados con las energías renovadoras del cosmos, es la oportunidad de transformar lo viejo y caduco, en resumen; como en la noche Walpurgis, este es un momento de resurrección y cambio.

Hemos dedicado estos párrafos a la noche de Walpurgis, por ser una tradición claramente ligada al origen de nuestro objeto de estudio. Es pertinente mencionar aquí, algunos acontecimientos de la historia que involucran presuntos miembros de la orden illuminati, habiendo sucedido precisamente un 30 de Abril; por casualidad o premeditación, George Washington juro su cargo, como primer presidente de los Estados Unidos, un 30 de Abril de 1789 y Napoleón Bonaparte, vende Luisiana a Estados Unidos, por 80 millones de francos, otro 30 de Abril de 1803.

CAPITULO II

CREACION Y EXTINCION DE LA ORDEN DE LOS PERFECTIBILISTAS

En 6 de Febrero de 1748, nace en Ingolstadt (Baviera - Alemania) Adam Weishaupt, reconocido fundador de la orden de los Perfectibilistas o Iluminados de Baviera; hijo de un catedrático con raíces judías, Weishaupt, también se dedico a la academia como profesor de derecho canónico en la universidad de Ingolstadt. Adelanto sus estudios con los Jesuitas, de quienes tomo elementos ideológicos y místicos. Existen versiones de su ingreso a la masonería desde antes de fundar su propia orden, pero es probable que se retirara decepcionado, al no hallar un mayor compromiso político entre los masones con los vientos de revolución y cambio que soplaban para aquel momento en Europa.

Como líder de los Illuminati, Adam Weishaupt, se autoproclamo con el nombre simbólico de Espartacus, siendo interesante que escogiera para sí, el mote de quien fue el esclavo que dirigió la más grandiosa insurrección contra la republica romana. Hay que recordar que la vida de Espartacus se desarrolló entre los años 113 a.C. y 71 a.C. Su merito radica, en que después de ser comprado por un mercader y formar parte de la escuela de gladiadores de Capua, diseñó la estrategia para escapar junto a 74 hombres. Sus dotes en el oficio de la guerra le permitieron conformar un ejército de 70.000 esclavos y fracturar gravemente el sistema esclavista de la antigua Italia, en lo que se convirtió, en una sucesión de derrotas para los romanos. Encontró la muerte en su última pelea contra las legiones romanas, cuando al mando de 60.000 hombres en Apulia, fue fácilmente superado. A 6.000 de ellos, que no murieron en el combate, se les crucifico a lo largo de la Vía Apia, entre Capua y Roma.

Volviendo a Baviera; debemos decir que Espartacus, es decir Adam Weishaupt, no estaba solo en su propósito de constituir la sociedad secreta de los Illuminati, su más visible aliado fue el escritor y masón Adolph von Knigge. El prestigio de Knigge y la estrategia de infiltración en las logias masónicas, permitieron a los Illuminati, una rápida expansión por Alemania, Francia, Austria, Hungría, Suiza e Italia.

Si bien es verdad, que los Iluminados de Baviera gozaron de un crecimiento acelerado gracias a las habilidades de Adolph von Knigge, no menos cierto es, que el grupo inicial que acompañaba a Adam Weishaupt era bastante limitado, siendo muy difundidas las teorías, que indican que se trataban de 13 hombres reunidos entorno a 13 postulados. Este grupo fundador, fue el que se reunió en un bosque de Baviera para llevar a cabo el ritual iniciatico en que jurarían cumplir los fines de la orden Illuminati, la fecha escogida: la media noche del 30 Abril de 1776.

No podemos abstenernos de preguntar: ¿Por qué los Illuminati decidieron comenzar su proyecto, precisamente, en la noche de Walpurgis? ¿El caos que se genera en el mundo con la muerte del dios Odin, hacía especial esta noche para los Illuminati y sus propósitos? ¿Que esperaban de los espíritus venidos de ultratumba y en libertad durante la noche mágica? ¿Acaso los motivaba el poder de la luz que irradiaban las hogueras, de la forma en que lo creían los celtas? ¿O al tratarse de un episodio equinoccial, pretendían simbolizar la muerte de un orden social y político obsoleto para nacer a un nuevo orden mundial? ¿Podríamos descartar que Adam Weishaupt y su grupo, simplemente escogieron el 30 de Abril para celebrar el cumpleaños de Satanás?

Entre los miembros de esta nueva sociedad, señalaremos solo algunas personalidades de la época, destacadas en los campos de la filosofía, las artes, la política y la banca; entre ellos: el conde de Marabeau (Cuyo nombre como iniciado era Leonidas), conde de Cagliostro, el alquimista conde de Saint Germain, Herder (Damasus), El príncipe Fernandinando de Brunswick y el príncipe Karl de Hesse; así como el brillante escritor, científico, historiador, pintor, arquitecto, economista y filosofo Goethe (Abaris). Él, como autor del clásico Fausto, se encarga de inquietarnos, aún más, sobre la importante carga mística de la noche de Walpurgis para los Illuminati; en esta obra dramática el personaje de Fausto realiza un pacto con Satanás a cambio de conocimiento y grandeza. Ya en 1829 el pintor Johann Heinrich Ramberg, se inspira en las escenas de la noche de Walpurgis desarrolladas en Fausto y plasma en el lienzo la terrorífica imagen.

Dejando atrás la noche de Walpurgis, entremos en algunos de los aspectos de contenido simbólico para los Illuminati. El primero de ellos y que no podemos perder de vista durante la lectura de todo este documento, es la presencia del numero 13. A excepción de la categoría de Supremo Inmortal, de naturaleza secreta y reservado para los más grandes dignatarios, son 13 los grados del rito de los Iluminados de Baviera, a saber:

PRIMERA CLASE

1. Preparatorio

2. Novicio

3. Minerval

4. Iluminado menor

SEGUNDA CLASE

5. Aprendiz

6. Compañero

7. Maestro

8. Iluminado mayor

9. Iluminado dirigente

TERCERA CLASE

10. Sacerdote (Pequeños misterios)

11. Regente (Pequeños misterios)

12. Mago (Grandes misterios)

13. Rey (Grandes misterios)

Probablemente, cualquier masón se sorprenda al conocer este esquema de los grados del rito Illuminati y es que se quiera o no, es mucho más lo que une a estas dos sociedades secretas, que aquello que las distancia. El mismo Adam Weishaupt, entendió que su organización, no solo debía beber de la fuente de la sabiduría masónica, sino valerse de tan augusta institución para sacar adelante sus planes; como lo advertimos con anterioridad, Adolph von Knigge, resultó fundamental para este propósito.

No obstante; el 16 de Julio de 1782, durante la realización del congreso de masonería continental en Wilhemsbad, la fracción Illuminati intento hacerse al poder, pero sin recibir el apoyo de los iluminados teósofos de Swedenborg, frustrando de esta forma los planes de Von Knigge, quien se retiró decepcionado de los Illuminati dejando a Weishaupt enfrascado en una contienda contra los masones de Inglaterra, llegando incluso, a acusar a la Gran Logia de Londres de ser constituida por profanos y no por iniciados.

El 22 de Junio de 1784, los ambiciosos planes de la orden creada 8 años antes, aparentemente serían truncados por cuenta del edicto de disolución contra masones e Illuminatis, aprobado por el príncipe elector, conde paladín y duque de Baviera Karl Theodor. En el aire de Europa se respiraba revolución y las sociedades secretas eran percibidas como fabricas de conspiraciones, generando graves amenazas para las monarquías feudales y la propia Iglesia Católica.

La desgracia llegaba a la vida de Adam Weishaupt, su cátedra de derecho canónico en Ingolstadt fue cancelada y a causa de las persecuciones debió recurrir al exilio, desde donde es probable que continuará liderando el proyecto Illuminati.

Para los escépticos de aquella época, todas las dudas referidas a las atrevidas intenciones de los Iluminados de Baviera, les fueron disipadas el 10 de Julio de 1784 con la muerte de un mensajero al servicio de Weishaupt. Después de ser alcanzado por un rayo, se hallaron en el vestido del hombre, sorprendentes documentos relacionados con la estrategia para derrocar la monarquía francesa e instaurar un nuevo orden de los siglos a lo largo y ancho de Europa.

Por conveniencia o ingenuidad, los encargados de escribir la historia han reconocido la presencia masónica en los acontecimientos de la revolución francesa, pero niegan cualquier papel desempeñado por los Illuminati. Oficialmente la sociedad Illuminati desapareció de la faz de la tierra al ser disuelta años antes de la revolución francesa. Ahora nos encargaremos de revisar cuidadosamente los acontecimientos del siglo XVIII, que desmienten la extinción Illuminati, cuya marca no solo esta impresa en la revolución francesa de 1789, si no en la Independencia de Estados Unidos de 1776.

CAPITULO III

EL MUNDO CAMBIA: REVOLUCION EN FRANCIA E INDEPENDENCIA EN ESTADOS UNIDOS

La conspiración masónica e Illuminati ha sido abordada por una extensa cantidad de autores, pero en honor a la verdad, son escasos los textos elaborados con rigor científico y descontaminados de influencias religiosas o políticas. Desde el siglo XVIII, se ha producido una avalancha de teorías conspirativas, que se enfocan en la silenciosa presencia de las sociedades secretas durante el fin de las monarquías Europeas y la independencia del nuevo mundo, gran parte de esta abundante información debe ser recibida por el lector con el beneficio de inventario.

Por nuestra parte, recurriremos a las denuncias del Francés Augustin Barruel, quien en su condición de periodista y sacerdote Jesuita, sostuvo desde 1797 en su libro “Memoria Para Servir a la Historia del Jacobismo”, que el proceso revolucionario en Francia no solo fue sistemáticamente diseñado y ejecutado por los masones, si no que ocurrió una autentica conspiración entre pensadores ateos, Francmasones e Iluminados.

También en 1797, pero con independencia de Barruel, al tratarse de un masón iniciado en la ciudad belga de Lieja, el físico e inventor escocés John Robinsón, afirmo que los Iluminados de Baviera no desaparecieron con la disolución ordenada en 1784 y que junto a los Jesuitas, formadores del fundador Adán Weishaupt, infiltraron las logias masónicas Europeas, buscando el debilitamiento de la Iglesia Católica y el fin de la monarquía.

En términos generales, los estudiosos de la conspiración coinciden en identificar las siguientes estrategias Illuminati, en procura siempre de alcanzar el denominado Nuevo Orden Mundial:

  • Fin de las monarquías y todo sistema de gobierno que permita la concentración absoluta del poder en pequeñas elites.
  • Muerte de las religiones, en especial la poderosa iglesia católica predominante en occidente.
  • Consolidación e infiltración de gobiernos y grupos económicos.
  • Incentivo al comunismo, propiciando el caos y la confrontación política, que inevitablemente derivarán en la implementación de un Nuevo Orden para el Mundo.
  • Generación permanente de conflictos bélicos, holocaustos raciales y religiosos.
  • Fomento al desarrollo de nuevas tecnologías y medios de comunicación, como herramienta de alineación de masas e incitación de beligerancias.
  • Sustitución del concepto tradicional de familia para moldear individuos sumisos y fieles a las nuevas estructuras del poder.
  • Desaparición progresiva de los estados, unificándose el planeta en torno a un gobierno mundial, así como eliminación de nacionalismos y patriotismos.

El primer eslabón de esta cadena, debía constituirlo en el siglo XVIII, la independencia de los Estados Unidos frente a la corona inglesa y casi simultáneamente, el éxito de la Revolución Francesa, como punta de lanza hacia el final de las monarquías.

Cuando los 13 iluminados de Baviera, liderados por Adán Weishaupt, dieron inicio a su organización en la noche de Walpurgis de 1776, ya se estaban consolidando las condiciones para un gran cambio en Europa. En Francia gobernaba Luís XVI, el parlamento de los nobles acrecentaba su poder ante el rey, la represión del Tercer Estado se intensificaba, la crisis de la economía se manifestada en terribles hambrunas y la Independencia, ese mismo año, de los Estados Unidos había sido apoyada por Francia.

Estas circunstancias, sumadas al influjo de la ilustración, se convirtieron en caldo de cultivo para el estallido de una revolución, lo que lleva a creer que el misterioso plan Illuminati, fue concebido mucho antes de su fundación oficial pero desde el seno de las logias masónicas. En este sentido, al revisar los nombres de quienes participaron en las diferentes etapas de la revolución francesa, los autores concuerdan en que todos pertenecieron a la francmasonería, desde los filósofos de la ilustración, como: Montesquieu, Rousseau, Voltaire y D’Alambert pasando por los ejecutores como Mirabeau, Robespierre, Danton, Hèbert, el marqués de La Fayette y el Illuminati conde Cagliostro hasta el mismo Napoleón Bonaparte, a quien antes mencionamos, por haber elegido un 30 de Abril para vender Luisiana a los Estados Unidos.

Otras señales de actividad Illuminati en estos hechos históricos, las podemos observar en la incorporación, solo un año antes de la revolución, de antiguos líderes iluminados en la logia Amis Reunís de Paris, época durante la cual, también existió en Francia una logia masónica que se hizo llamar Les Illumines, adepta a la tendencia mística de Adolph Von Knigge.

Si bien, aquí hemos narrado algunos indicios que conectan a los iluminados con el proceso revolucionario francés, es en relación con la independencia de los Estados Unidos, que empieza a vislumbrarse claramente la materialización de los planes Illuminati y adquiere gran relevancia el marqués de La Fayette. Personaje este, que se embarcó desde Europa a América en 1777, para pelar junto al ejército de las colonias Estadounidenses recién independizadas. De vuelta a Francia y gozando del inmenso prestigio por sus meritos en América del Norte, fue elegido presidente de la Asamblea nacional y se convirtió en protagonista de la revolución francesa.

El marqués de La Fayette, cuyo nombre real era Marie-Joseph Paul du Motier, es reconocido como el hilo conductor que unía las dos revoluciones, hasta el nivel de operar como enlace entre George Washington y el rey Luís XVI, buscando financiación y apoyo para la independencia y fomentando la solidaridad económica con la causa de los norteamericanos entre sus hermanos masones de Francia, tarea en la que incluso estuvo acompañado por el padre de la patria y seguro iluminado Benjamín Franklin.

Tiempo después de la toma de la bastilla, La Fayette obsequió las llaves de la antigua prisión a George Washington, arraigando un vinculo indisoluble entre la nueva nación, la masonería y la revolución de la libertad, fraternidad e igualdad.

Fue el mismo La Fayette, por obvias razones llamado héroe de dos mundos, quien diseñó la bandera de Francia, escogiendo para ella los colores rojo, azul y blanco, pero como en las sociedades místicas e iniciativas, nada sucede por casualidad, estos fueron también colores dados a los principales símbolos de los Estados Unidos.

El 4 de Julio de 1776, día en que los representantes de las 13 colonias norteamericanas firmaron la declaración de independencia, se materializaron los ideales de libertad, igualdad y democracia. Pronto terminarían miles de años de monarquías absolutas, cuando los preceptos religiosos y la voluntad del rey se imponían sobre la razón del hombre. Los padres fundadores, reivindicaron a aquellos pensadores que concibieron sociedades donde la ley esta por encima del gobernante y las iglesias operan al margen de los estados. Es en esta dinámica que nace la figura del presidente.

Nuevamente la marca Illuminati se hizo visible y justamente, el 30 de Abril de 1789, se produjo la posesión del primer presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. George Washington, reconocido masón perteneciente a la logia de Fredericksburg en Virginia, se convirtió en el primero de una larga lista de masones en jurar como presidente de ese país. Pero debemos tener presente, que Washington no fue el único líder de la independencia iniciado en la masonería, como él, prácticamente todos los padres de la patria integraron la orden y los indicios de su doble vinculación a los Illuminati, abundan en los actos constitutivos de Estados Unidos.

Basta con mencionar a Paúl Revere, celebre patriota que en 1775, alertó a las fuerzas de las 13 colonias sobre la presencia británica en las costas de Massachussets durante las batallas de Lexington y Concord, detonantes de la independencia declarada un año después. Revere, perteneció a la reconocida Logia de San Andrés en Boston (Massachussets). Ya en 1773, los hermanos de esta logia fueron protagonistas del Boston Tea Party, episodio en el que se disfrazaron de indígenas para atacar un buque mercante adscrito a la Compañía Británica de la India Oriental, en protesta por el aumento de los impuestos al té ordenados por la corona.

La relación de independentistas y comandantes del ejército continental, es en esencia un listado de ilustres masones. Eran miembros de la orden: James Madison (Cuarto presidente entre 1809 a 1817), James Monroe, John Paúl Jones, Jonathan Dayton, John Dickinson, George Read, Henry Knox, Horatio Gates, Gerry Elbridge, Richard Henry Lee, Thomas McKean, Benjamin Rush, Richard Stockton, Roger Sherman y William Livingston. Aun más, se sospecha de la vinculación Illuminati de los principales artífices de esta gesta, es decir: George Washington, Benjamín Franklin, John Adams (Segundo presidente entre 1787 a 1801), Thomas Paine y John Hancock.

Algunos autores de prestigio, colocan en duda que Alexander Hamilton, Nathan Hale, Patrick Henry, Thomas Jefferson (Tercer presidente entre 1801 a 1809) y los ya mencionados John Adams y Thomas Paine fueran iniciados en la masonería, aunque no se ha desmentido la incursión de los tres últimos en la orden Illuminati.

No existe mayor controversia frente a la participación masónica en la independencia de Estados Unidos, las dudas que nos asaltan tienen que ver con una serie de elementos Illuminati inmersos en este proceso libertario. Para el lector desprevenido, los misteriosos detalles incorporados a los principales símbolos y documentos de la nación más poderosa del mundo, obedecen a la sabida influencia masónica. Nosotros nos encargaremos de realizar el análisis con más perspicacia y preguntarnos lo siguiente: ¿Un grupo de infiltrados Illuminati, coadyuvo a las logias norteamericanas del siglo XVIII, formadoras de los gestores de la independencia? O acaso ¿Todo el proceso de emancipación, hacia parte del plan Illuminati, para el cual las logias masónicas eran simplemente un instrumento?

DIEGO FERNANDO MARTINEZ MELO

RESPETABLE LOGIA LIBERTAD No. 11

ORIENTE DE BARRANCABERMEJA (SANTANDER)

ABRIL - 2009

http://logialibertad11barrancabermeja.obolog.com/plancha-masonica-sociedad-illuminati-nuevo-orden-mundial-primera-parte-370142

lunes, 14 de febrero de 2011

Alumbrados


Alumbrados

Los alumbrados fueron un movimiento religioso español del siglo XVI en forma de secta mística, que fue perseguida por considerarse herética y relacionada con el protestantismo. Tuvo su origen en pequeñas ciudades del centro de Castilla alrededor de 1511, si bien adquiere carta de naturaleza a partir del Edicto de Toledo de 1525.

Los alumbrados pueden englobarse dentro de una corriente mística similar desarrollada en Europa en los siglos XVI y XVII, denominada iluminismo que no debe ser confundida con la secta de los iluministas bávaros (o illuminati), ni, evidentemente, con la Ilustración. Es muy habitual utilizar el nombre de iluminista como sinónimo de alumbrado. También se utilizó en la época el nombre de dejado.1

Los alumbrados creían en el contacto directo con Dios a través del Espíritu Santo mediante visiones y experiencias místicas, lo cual llevó a la Inquisición Española a promulgar al menos tres edictos en su contra. Algunos místicos como Teresa de Ávila fueron inicialmente sospechosos de pertenecer a los alumbrados.En 1532 se realiza el proceso a Vergara, Tovar, Eguía, Juan del Castillo y María de Cazalla.2

María de Cazalla, procesada por alumbrada, en su defensa alegó que en Guadalajara alumbrada se aplicaba a toda persona recogida y devota.3 Los alumbrados se reunían en conventículos en pequeñas localidades del centro de Castilla, como Pastrana o Escalona, leían e interpretaban personalmente la Biblia y preferían la oración mental a la vocal, como hicieron posteriormente los quietistas.

Pedro Ruiz de Alcaraz, Isabel de la Cruz y Bedoya formaron el núcleo de Escalona de 1511, que algunos han considerado como un precedente del pensamiento de Juan de Valdés al proclamar el “amor de Dios” no como idea mística, sino como certeza absoluta de que Dios guía a la mente humana para poder leer la Escrituras con entera libertad.4 En este fragmento de la acusación inquisitorial contra los de Escalona se les compara con otras herejías medievales, como los husitas, y se manifiestan sus doctrinas:

se resucitan eregias porque aquel ynterior dexamiento aquella suspensión occiosa de pensamiento aquel no hazer mas de dexarse a que Dios obre y no ellos error fue de Ioannes hus y de Ioannes flirseso por Leuterio seguido que niegan el libre alvedrio para obrar puniendo la perfeezion en padezer y aquella perfeczion falsa que dogmatizan... de los bigardos y biguinos emano pues propone con ellos que los perfectos no son obligados a ayunar, a orar, ni a humana obediencia subjetos, ni a preceptos de yglesia obligados porque ubi pus dñi ibi libertas (ubi opus domini ibi libertas) y a la adoración y herimiento de pechos que niegan claro es se de los mismos y si el zelo del santo officio no lo ataja es cierto llegara a yntroducir la abominable caridad que almerico y fray alonso de meya dogmatizaron. Lo tercero es sy bien es el cevo del anzuelo en los hereticos mayor cevo es el mayor bien todos los ereges antepasados pretendían la evangelica verdad o bondad y esto el que mas lo pretendía el Leuterio perfido que pretende evangelica libertad...

5

El informe del prior de los dominicos de Lucena a la Inquisiclón de Córdoba, en 1585, recoge la pretensión de los alumbrados de comulgar sin confesar, porque creían que gente justificada y confirmada en el bien no pueden ya pecar6

Hernando Álvarez y Cristóbal Chamizo fueron unos clérigos de Llerena acusados de extender por Extremadura a finales del XVI y principios del XVII unas extravagantes prácticas y opiniones teológicas, que se consideraron equivalentes a las de los alumbrados por la Inquisición:

Al menosprecio de los preceptos divinos y a la profanación de los lugares más sagrados, unían una disolución carnal inconcebible, y las penitencias que en el confesionario propinaban, eran ayuntamientos sexuales de las confesadas con ellos mismos, enseñándoles que el Mesías había de nacer del comercio de una doncella con alguno de los confesores alumbrados.7

Contenido

1 Referencias

2 Bibliografía

2.1 Monografías

2.2 Artículos

Referencias

↑ Manuel de León Los «alumbrados» españoles y Lutero [1]

↑ Ricardo García Cárcel, (1996) La cultura del Siglo de Oro. Pensamiento, arte y literatura (Historia de España, vol. 17), Madrid, Temas de Hoy ISBN 84-7679-295-6 pgs. 31-32

↑ Pedro Santonja (2000) Las doctrinas de los alumbrados españoles [2]

↑ Nieto, sobre “Juan de Valdés y los orígenes de la Reforma en España e Italia”, citado por Manuel de León, op. cit.

↑ Citado por Pedro Santonja, op. cit., pg. 362

↑ Citado por Pedro Santonja, op. cit., pg. 365

↑ Hurtado, Publio. Supersticiones extremeñas. En: Revista Extremadura, t. II-IV, 1901-02 [3]

Bibliografía

Monografías

Antonio Márquez, Los alumbrados : Orígenes y filosofía (1525-1559), Taurus, 1980. ISBN 9788430635047

Álvaro Huerga, Historia de los Alumbrados (1570-1630), Fundación Universitaria Española, Madrid, 1978. ISBN 8473920449

Andrés Martín, Implicaciones señoriales del alumbradismo castellano en torno a 1525 (in Homenaje al profesor Antonio Vilanova, vol. 1, Estudios de Literatura española, p.13-30, 1989). ISBN 8476654820

Bernardino Llorca, La Inquisición española y los alumbrados (1509-1667), Universidad Pontificia de Salamanca, 1980. ISBN 9788472990715

Ricardo García Cárcel, Herejía y sociedad en el siglo XVI. Inquisición en Valencia. 1530-1609, Ediciones Península, 1980. ISBN 8429715525

Marcel Bataillon, Erasmo y España, Fondo de Cultura Económica, col. «Historia», trad. Antonio Alatorre, 923 pp., 1950. ISBN 9681610695

(en inglés) Henry Kamen, Inquisition and Society in Spain in the Sixteenth and Seventeenth Centuries, Indiana University Press, 1985. ISBN 9780253227751

(en inglés) Henry Kamen, Spain, 1469-1714 : A Society of Conflict, Pearson Education, 2005, p.121-122. ISBN 9780582784642

[editar]Artículos

Andrés Martín, Los alumbrados de Toledo en el Cuarto Abecedario Espiritual, o Ley de Amor, de Francisco de Osuna (1530), Archivo Ibero-Americano, vol. 41, n°163-164, pp. 459-480, 1981.

Andrés Martín, Los alumbrados de Toledo según el proceso de María de Cazalla (1532-1534), Cuadernos de investigación histórica, nº8, p.65-82, 1984. ISSN 02106272

Andrés Martín, En torno al estatuto de la mujer en España en la crisis religiosa del Renacimiento: observantes, beatas, alumbradas, Norba Revista de historia, nº10, p.155-172, 19891990. ISSN 0213375X

Luis Fernández, Iñigo de Loyola y los alumbrados, Hispania Sacra, n°35, 1983.

Angela Selke, Algunos datos nuevas sobre los primeros alumbrados. El edicto de 1525 y su relación con el proceso de Alcaraz, Bulletin hispanique, IV, 1952.

Augusta E. Foley, El alumbradismo y sus posibles orígenes, Actas del VIII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, vol. 1, p. 527-532, 1983. ISBN 8470901621

(en inglés) Alastair Hamilton, Heresy and Mysticism in Sixteenth-Century Spain: The Alumbrados, James Clarke Company, 1992.

(en inglés) Alison Weber, Little Women : Counter-Reformation Misogyny, in The Counter-Reformation de David Martin Luebke, p.148-152.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Los solsticios en la masonería







Los solsticios en la masonería


Las culturas antiguas tenían particular respeto y dedicación a la astronomía y de manera especial al Sol, a cuyo estudio y ofrenda dedicaron gran cantidad de sus templos. Por ello se les daba a los solsticios especial atención, puesto que son precisamente los momentos del año cuando el sol llega a sus puntos más lejanos de oscilación entre el Sur y el Norte, en junio (Cáncer) y diciembre (Capricornio) ; es decir, en el momento que en el Astro Rey tiene su máxima declinación meridional (al sur) o septentrional (al norte), aparentando detenerse (de ahí el termino latino Sol – Stitium) para iniciar su camino pendular de regreso hacia el otro extremo.

Desde las épocas más remotas y prácticamente en todas las civilizaciones se han festejado las fechas en que se presentan los solsticios: en Roma, se dedicaban al Dios JANO, representativo del Sol, quien presidía los comienzos, las iniciaciones (en latín INITIUM, INITIARE) y en particular el ingreso del Sol en los dos hemisferios celestes.

El mito de Jano aparece en las tradiciones gnóstica e iniciática de la más remota antigüedad, erigiéndose en uno de los símbolos fundamentales de la Ciencia Sagrada. Para entender la trascendencia de la adopción de este mito en la Francmasonería, hay que tener presente que el mito solar, modelo a escala de la magna dinámica del Logos en el Universo, es uno alrededor de los cuales gira integralmente la estructura simbólica masónica.

En cuanto a la recurrencia de la tradición juanítica primitiva con el esoterismo cristiano, cabe señalar una estrecha relación, manifiesta en no pocos textos bíblicos, entre Jesús, nacido en el
solsticio de invierno y Juan Bautista, celebrado en el solsticio de Verano, relación disuelta por razones teológicas muchos siglos después del inicio de la era cristiana, transponiendo esta relación de Jesús con Juan Bautista a Juan Evangelista.

El cristianismo, conocido receptáculo de las doctrinas anteriores a ella, adaptó la tradición Juanítica primitiva y la asimiló a la mitología Crística, ocupando un lugar preponderante al anular
las fiestas “del asno” en verano y las “saturnales” de invierno para cambiarlas por las fiestas de San Juan Bautista y San Juan Evangelista, respectivamente. En la Edad Media el ya entonces San Juan de los cristianos fue adoptado como “santo patrón” de los Collegia Fabrorum de artesanos y luego de los constructores, masones operativos, de donde pasó a la masonería especulativa desde su mismo surgimiento, a principios del Siglo XVIII.

Desde entonces y hasta la fecha, la Francmasonería asimiló a Janus dentro de su estructura simbólica y celebra en su honor las fiestas de Solsticiales, que como marcan algunos ceremoniales alusivos. Aquí nos sale al paso una pregunta: ¿Por qué dicen pertenecer a una Logia de San Juan?.

Desde el punto de vista Histórico, según una acreditada versión a la que hacen referencia varios autores masónicos, la utilización material del término “Logia de San Juan” dentro de la Mas:. se remonta al tiempo de las Cruzadas, cuando algunos caballeros masones se unieron a sus similares de la Orden de San Juan de Jerusalén, mejor conocidos como Templarios, por lo que en un gesto de solidaridad con los principios de estos últimos, fue aceptado por los primeros. Se cuenta que de ahí en adelante todas las logias se llamaron “Logias de San Juan”. Tal vez en forma sincrónica San Juan fue también tomado como patrono por parte de las corporaciones que ya señalamos.

No obstante esta explicación, que pudiera ser satisfactoria y suficiente a los ojos profanos, deja en los practicantes del Arte Real un hueco que requiere ser llenado al abrevar unas cuantas gotas del vasto manantial de la ciencia sagrada tradicional. He aquí algunos hallazgos:

El nombre JANUS o JANO tiene un parecido muy singular con el de JUAN y no es por casualidad que éste fue puesto por la tradición judeocristiana en el exacto lugar de aquel.

Filológicamente el nombre JUAN, en Hebreo Johan, en Griego Joánes, en Persa Jehan, en Salio Jánes, en Francés Jean, en Inglés John, en Alemán Johann, tiene por radical la voz semítica JAN.
También tiene una estrecha relación con el dios GANESA, el “señor de las dos vías” de la tradición hindú.

Ahora bien, si tomamos el nombre hebreo JEHOHANNAN, resulta que su traducción es “Agraciado o favorecido de Dios”, es decir, iluminado, iniciado. Por lo tanto el hecho de reconocerse como hermano o discípulo de Juan dentro de nuestra organización es de lo más correcto, dado nuestro carácter iniciático y tendiente al perfeccionamiento.

Jano y el Tiempo:

Por otra parte, desde un aspecto temporal, la imagen de Jano se interpreta habitualmente como símbolo del pasado (el perfil de un viejo) y el porvenir (el perfil de un joven). Interpretación correcta, aunque incompleta, dado que entre el pasado que ya no es y el porvenir que todavía no es, está un tercero y verdadero rostro de Jano, invisible, que mira el presente, que en la manifestación temporal no es sino un momento inasequible. No obstante, en la manifestación trascendente del espacio-tiempo es eterno, contiene toda la realidad. Este tercer rostro corresponde en la tradición hindú al tercer ojo de Shiva, invisible también y simbólico del “sentido de la eternidad”, cuya mirada por un lado reduce todo a cenizas, destruye todo lo manifestado, pero por otro, cuando la sucesión (línea) se convierte en simultaneidad (círculo), ve todas las cosas que moran en el “eterno presente”.

Así, Jano, igual que Shiva, es “señor del triple tiempo” y al mismo tiempo “señor de la eternidad”. Por su parte y en este mismo sentido, desde el punto de vista del esoterismo cristiano, el Cristo domina el pasado y el porvenir; coeterno con su Padre, es como él, “el antiguo de los días” (“in principium erat verbum”, como dice San Juan, con lo que Jano se asocia simbólicamente al Verbo Eterno) y al mismo tiempo quien vive y reina en el futuro “por los siglos (ciclos) de los siglos (recurrencia eterna)”. Pero cabe señalar que el “Señor de los Tiempos” obviamente no puede estar sometido al tiempo, igual que como dice Aristóteles, el principio del movimiento universal es necesariamente inmóvil.

Etimológicamente, la palabra Juan se relaciona con el vocablo latino JANUA, en castellano “puerta”, de donde a su vez deriva la palabra JANUARIUS o enero, inicio. En este contexto, es interesante resaltar el significado de puerta lo tiene también la letra griega “Delta”, que tiene la forma de un triángulo, forma empleada por los antiguos para el diseño de las puertas de acceso a los templos iniciáticos.

JANO representativo del ideal iniciático, simboliza, al igual que el Delta griego, la puerta de entrada a la verdadera iniciación e indica perfectamente que en la Mas:. tenemos y tomamos a nuestros viejos usos y costumbres como Piedra Fundamental del desarrollo de nuestras actividades; pero en lugar de estancarnos viviendo del pasado, debemos y tenemos la obligación de utilizarlas con miras al futuro para ser mejores y hacer mejoras en beneficio de nuestras familias, de nuestra comunidad, de nuestra nación y del mundo.

De tal forma, la expresión “Logia de San Juan” –Logia del Sol, de la Luz creadora-, viene a ser el apelativo de toda asociación de “Iniciados”, es decir, de seres humanos que transitan en el camino hacia la auto trascendencia mediante la Iniciación, término que aplicado en su sentido más general se emplea para designar a todos los que han sido admitidos en los misterios iniciáticos y más perfectamente, según el propio Magíster, aplicado “a los verdaderos hermanos de San Juan: a los maestros de la sabiduría que constituyen la gran Logia Blanca, la más justa y perfecta Logia de San Juan en la cual debemos buscar la inspiración y el origen profundo y verdadero de nuestra Orden”.

Janus y los Solsticios.-

Como sabemos, los cuatro extremos de la logia representan a los puntos cardinales. Cada uno de ellos está en correspondencia con uno de los elementos vital y una estación y por ende, con los equinoccios y los solsticios: El Solsticio de Invierno al Norte; el Equinoccio de Primavera al Oriente; el Solsticio de Verano, al Sur; y el Equinoccio de Otoño al Oeste.

El trazo de las ciudades antiguas, divididas en “Cuarteles” (Quartiers, en francés) sigue esa misma marcha del ciclo anual, que por lo regular comienza en el solsticio de invierno. En la india, por ejemplo, hay un cuartel para cada casta:

Al Norte, los Brahamanes (ubicación polar, MM::);
Los Ksáhtriyas al Oriente (ubicación solar, Comp:.);
Los Vaisyas, en el Sur (AAp:.); y
Los Sudras (Prof\) en el Occidente.

En el Perú, en la Tradición Andino tiene un significado especial, siendo preciso desarrollarlo en un capitulo especial; por otro lado, como en muchas de las ciudades capitales latinoamericanas, se puede observar esta misma disposición, al encontrarse el Templo Mayor al Oriente, el Palacio de Gobierno (sede del gobierno) al Norte; al Sur las viviendas y los comercios al Occidente, el Gobierno Municipal (no necesariamente) .

Si el simbolismo solar tiene una relación evidente con el día, el simbolismo polar lo tiene de manera equivalente con la noche.

La noche no representa entonces la ausencia o privación de la Luz, sino su estado primordial de “No Manifestación” . Así, si la culminación del sol visible o “material” (manifestado) ocurre al medio día, la del sol “espiritual” se ubica simbólicamente a la media noche. Por eso antiguamente se decía que los iniciados en los grandes misterios “contemplaban el sol a media noche”.

El amanecer y el atardecer, son intermedios del medio día y la media noche y forman conjuntos simbólicos similares entre sí; Alba y ocaso corresponden respectivamente al oriente (primavera) y al poniente (Otoño). Así, dentro de logia hay un doble transcurrir horizontal de oriente a poniente y vertical de norte a sur cuyos ejes confluyen precisamente en el Ara, justo al Centro de la Bóveda Celeste, donde se ubica en Estrella Microcósmica o Polar, de la que pende la plomada en la Mas:. Operativa.

De ahí que en la Masonería Operativa, en el Hemisferio Sur, la marcha Masónica en el Tem:. se realiza de manera cíclica, contrario al sentido de las manecillas del reloj (Siguiendo el recorrido solar) -poniente – sur – oriente – norte-; (en el Hemisferio Norte, el recorrido es en el sentido de las manecillas del reloj. Sin embargo, en el Hemisferio Sur, la masonería especulativa, se apega a la tradición (Marcha), pero no a la razón)

Para los Latinos como para los Hindúes, el ciclo anual constituye una representación en miniatura del grande y eterno ciclo cósmico, de la Manifestación Universal. Se divide en dos mitades anuales: una ascendente (invierno-verano) y otra descendente (verano-invierno) , cada una de las cuales se “abre” en su respectiva “puerta” (Janua) solsticial.

El Jano Rebis.-

Un antiguo emblema encontrado por Charbonneau en un libro litúrgico manuscrito del siglo XV que constituye el cierre de la hoja correspondiente al mes de enero (Januarius), muestra al Cristo con los rasgos de Jano. Se trata de un medallón en cuya parte superior se encuentra el monograma IHS con un corazón sobrepuesto y en la parte inferior el busto de un Jano andrógino (!), a la manera del Rebis alquímico, con un perfil masculino (Ianus, Jano, Juan, dios solar) a la izquierda y otro femenino (Iana, Diana, diosa lunar) a la derecha. Lleva en la doble cabeza una corona y sostiene en la mano masculina un cetro y en la femenina una llave.

La corona aquí, es símbolo del triunfo de la unidad de lo “no manifestado” , que reina sobre la dualidad de lo “manifestado” ; la elevación de lo trascendente sobre lo espacial-temporal.

El Cetro de Plata de la mano masculina de la izquierda, es emblema del poder Real, Temporal (solar) y la Llave de Oro de la mano femenina de la derecha, símbolo del poder Trascendental, Sacerdotal (polar).

Las Llaves de Jano:

La llave (clavis, clave) está relacionada al simbolismo de una herramienta ritual, el clavo (clavus). En el simbolismo cristiano las dos llaves de Jano encuentran su similar en los dos clavos de las manos de Jesús Crucificado, que señalan los extremos simbolizados por el ladrón bueno y el ladrón malo, los ejes solsticiales colocándose arriba y al centro el Cristo (Sol) en el equinoccio de primavera.

La llave como el clavo, tiene el poder de sujetar o liberar, de atar o liberar, poseen el secreto alquímico del Solve y Coagula propio a la naturaleza de todas las cosas (la piedra llave o clave de las iglesias góticas).

En el caso del significado de los solsticios como dos puertas, cabe decir que no se trata de una de entrada y otra de salida sino mas bien de dos salidas distintas: una del mundo profano, la otra de la oscuridad germinal (lo no manifestado) hacia la luz iniciática (el Avatâra, el nacimiento del Cristo, lo Manifestado) .

Una vez que se ha traspasado una puerta no se puede regresar por el
mismo camino ni salir por ella.

De manera enunciativa, podemos señalar según la Cábala hebrea, la izquierda y la derecha tienen distintas correspondencias que complementamos con otros conceptos señalados a continuación:

IZQUIERDA DERECHA

Lo Masculino, Iano*, Juan; Lo Femenino, Iana, Diana
Ianua Inferni (Vía Lata); Ianua Coeli (Vía Arcta)
Mundo Terrestre ” Lo Manifestado”
Mundo Celeste “Lo no Manifestado”
Poder Material; Poder Sacerdotal
Manifestación Individual; Manifestación Trascendental
Fuerza (Djelâl); Belleza ((Djemâl)
Paraíso Terrestre; Paraíso Celeste
Justicia (Dîn); Misericordia (Hésed)
Sur, Norte
Misterios menores, Misterios mayores
Vía de los Hombres (Pitr-Yâna); Vía de los Dioses (Deva-Yâna)
Cáncer, Capricornio
Verano, Invierno
Eléctrico, Magnético
Yang, Yin
Coagula, Solve
Omega, Alfa
Letra “M” del AUM; Letra “A” del AUM

* En Latín antiguo no existía la letra J, la reemplazaba la letra I.

Tanto el Cetro como la Llave son en su sentido más profundo llaves, pues una y otra abren las puertas solsticiales: Ianua Inferni (solsticio de verano) y Ianua Coeli (solsticio de invierno), que son los dos puntos extremos al sur y al norte donde se detiene aparentemente el sol en su marcha por el ciclo anual. De hecho, el término mismo “solsticio” tiene ese sentido de “detención del sol”.

Estas llaves que tiene en cada una de sus manos esta divinidad, son en conjunto el símbolo de la Tradición; una de ellas abre el pasado, la otra el futuro. De ahí que en masonería Jano sea igualmente el emblema de los Landmarks, o antiguos límites, leyes no escritas y fundamentos constitutivos y universales de la Orden, los que junto con las festividades solsticiales masónicas, nos indican que debemos estudiar y practicar los principios y normas establecidos desde el origen, concentrando nuestros esfuerzos en el presente para construir el porvenir.

El tercer Jano invisible es entonces el “Portero” (Ianitor) que abre y cierra las puertas solsticiales, es el Ganesa Hindú, el “Señor de las dos vías”. Por eso Jano también era el Dios de las Iniciaciones (In – Ire, ir hacia adentro, entrar). La raíz latina y sánscrita “I” o mejor puesto por los pitagóricos con la letra ” Y “, produce la palabra “Yana (vía, camino), muy cercana al termino Ianus (“Yo soy la vía”, afirma bíblicamente Jesús. Véase otra correspondencia de las que señalábamos al principio) y similar al termino extremo oriental “Tao”.

Janus en Logia.-

Nótese en la forma de la letra ” Y ” esta cualidad dual que indistintamente surge de la Unidad (yendo hacia arriba) o desemboca en ella (conduciéndose hacia abajo). La letra ” Y ” es Hércules entre la Virtud y el Vicio; es el Iniciado entre las CCol:. J\ y B\; es el “Árbol de dos ramas”, el Árbol del Conocimiento, cuyo sinónimo o complemento también lo encontramos en el Tau.

De hecho estos atributos del Jano de la izquierda y el de la derecha, se sintetizan y asumen en la figura de Melquisedec (San Pablo, Epístola a los Hebreos, VII, 3) y luego por transposición, en el Cristo mismo (otra relación Juan – Cristo).

Dentro del Templo Masónico tenemos un conjunto simbólico polar – solar digno de ser estudiado con detenimiento:

Desde el punto de vista Solar, el no nacido, colocado en el Occidente, al centro de las columnas solsticiales (equinoccio de Otoño) Norte (invierno) y Sur (verano), mira a través del Ara (centro, eje) al Ven:. M:. (el Sol), colocado en el Oriente en su punto intermedio o central (equinoccio de primavera).

Desde el punto de vista Polar, el neófito circula dentro del templo como los signos zodiacales (12 Columnas) alrededor de la estrella polar (Ara) en su recorrido eterno por los cuatro puntos del espacio y del tiempo.

JANO, CANCER Y EL SOLSTICIO DE VERANO:

Si se reparte a los signos del zodiaco en los 4 trígonos elementales (representados en los 12 bueyes del Mar de Bronce, de profundo contenido astrológico), el Símbolo de Cáncer corresponde al “fondo de las aguas”, en sentido cosmológico, al medio en que están depositados los embriones del mundo manifestado, correspondientes en el orden macro cósmico al embrión del logos, al “Huevo del mundo”.

El signo de cáncer es domicilio de la Luna, cuya relación con las aguas es estrecha, y al igual que ellas representa el principio pasivo y plástico de la manifestación, la esfera lunar es propiamente “el mundo de la formación”, el mundo de la elaboración de las formas en el estado sutil, punto de partida de la existencia individual.

En el símbolo astrológico de cáncer, se ve el germen en estado de semi desarrollo que es precisamente el estado sutil, el prototipo formal cuya existencia se sitúa en el dominio psíquico o
“mundo intermedio”. Su figura es la de la “U” sánscrita, elemento espiral que en el ákshara o monosílabo sagrado “OM”, constituye el punto intermedio entre el punto (M) y la no manifestación principal la línea recta (A) que representa el desarrollo completo de la manifestación en el estado corpóreo.

El símbolo de cáncer es doble: sus dos partes se sitúan en posiciones inversas, representativas de los complementarios, de manera idéntica al Tai Chi (yin-yang), representativo de las revoluciones cíclicas, al igual que las dos serpientes espirales del caduceo hermético; del cielo y la tierra; de los dos hemisferios del “Huevo del mundo” (las dos mitades del huevo de Leda, del huevo del Cisne, de la Serpiente); las dos mitades del andrógino primordial.

Transpuesto al esoterismo cristiano, la parte superior del símbolo de cáncer es el Arco Iris (restablecimiento del orden sobre el caos y la renovación por el agua fecunda) sobre la nube (aguas superiores); y la inferior es el Arca de Noé (contenedora del germen de todo lo manifestado en el mundo objetivo) sobre el mar (aguas inferiores). Ambas figuras constituyen la representación bidimensional de la esfera del paraíso terrestre. De hecho, antiguamente el arca junto con las llaves fue uno de los emblemas de Jano.

La reunión de las dos figuras representa el cumplimiento del ciclo el símbolo del ciclo solar, por la unión de su comienzo y su fin.

El símbolo de Cáncer también vinculado al de la Concha, y ambos al de las aguas, representa el receptáculo de los gérmenes del ciclo futuro (el Veda, la Vida, el Verbo manifestado en los tres mundos) durante los períodos de “disolución exterior” del mundo.

La concha guarda, conserva dentro de sí la perla suprema, el sonido primordial e imperecedero (In principium erat Verbum), el monosílabo “AUM” cuyos tres elementos sonoros (Mâtrâ) son la esencia del Veda trino y uno. Por eso las dos partes del símbolo de cáncer se asemejan a dos orejas atentas a escuchar el Verbo, el sonido primordial (ákshara).

Otra curiosidad: la letra central de los alfabetos árabe y hebreo de 27 letras es la “Nun” (“N”) ocupa al igual que en el alfabeto latino el numero 14. De ahí derivan los nombres de Noé
(Nû) y Jonás (Yûnus, Dhû-n-Nûn, señor del pez), relacionados simbólicamente con las aguas y con el pez. De ahí la posible vinculación con la palabra Janus no sea muy lejana.

En complemento, la letra sánscrita “Na” se representa con un semicírculo

Recopilación: intisuyo3@gmail. com

—–

Para nosotros los masones, las fiestas solsticiales tienen una profunda significación filosófica.

Los solsticios representan el eterno contraste de la luz y la oscuridad, de la vida y la muerte y el eterno renacer de la creación, donde nada puede ser destruido, solo transformado en los tres estados naturales, sólido, líquido y gaseoso, es el ave fénix que siempre renace de sus cenizas.

Los solsticios representan la armonía cósmica, que permite observar, año tras año, como se cumplen con asombrosa regularidad, de acuerdo a las leyes físicas de su relación con la tierra, prolonga los días o las noches, haciendo que la naturaleza cumpla inexorablemente sus ciclos biológicos.

Astronómicamente, los solsticios se realizan cuando el sol se encuentra cruzando el Trópico de Cáncer (verano), haciendo que los días sean mas largos, en el hemisferio boreal, ocurriendo todo lo contrario en el Trópico de Capricornio (invierno), en el hemisferio austral.

Para él hombre, el invierno es como la incomprensión, la deslealtad, el halago de los mediocres, el acomodo, la crueldad de los ambiciosos y el descaro del intolerante para defender su obsesión. Sabe que su convivencia con la naturaleza no es fácil, pero es bastante más difícil su relación con la destrucción, la opresión, la injusticia y la desigualdad humana.

En primavera, en cambio, trae la serenidad, porque la naturaleza renace con todo su esplendor, el sol retoza amablemente entre los valles y montañas, permitiendo a toda forma de vida vegetal reverdecer y florecer, llenando el mundo con pinceladas de múltiples colores y agradables aromas.

Nos permitimos observar desde nuestra pequeña concepción cósmica como el supremo regulador de la vida, luego de hacernos padecer sus inclemencias, nos permite convivir con la brillante renovación de la vida. Las aves construyen sus nidos, las abejas producen su mejor miel, las bestias se aparean, haciendo posible la perduración de su especie; es así como comprendemos que lo vivido es una dura pero necesaria experiencia, su razón hace que pueda superar con coraje sus miles de limitaciones y defectos y los desafíos de lo sobrenatural. Comienza a sentir el ser humano los signos de dignidad que le son consustanciales, encuentra los valores éticos del ser racional que le son ineludibles e irrenunciables, le reconforta saber que puede compartir su espíritu individualista con su hermano hombre y lograr juntos una sociedad solidaria en sus necesidades e ideales.

La primavera hace florecer en su interior la fraternidad que nos permite entregar a nuestro hermano hombre, respeto, justicia, lealtad, tolerancia, desarrollo cultural, crítica y halago con sentimientos de perfección y para que el hombre puede disfrutar de todas estas cosas maravillosas, el último día de la primavera es el más largo del año, excelente lección del G:.A:.D:.U:. , ofreciéndonos con grandeza las cosas buenas para que las disfrutemos en extenso.

Al celebrar este solsticio de verano nos recuerda que es momento de cambios, hagamos, pues, que el solsticio que celebramos nos haga sentir la perfección con que el G:.A:.D:.U:. hace sus cosas, alimento de nuestro espíritu, a fin de que se convierta en semilla de la fraternidad, la misma que caída en terreno fértil genera un frondoso árbol, cuyas ramas se extiendan como amparo para nuestro hermano hombre, ávido de alimento corporal y espiritual, sediento de justicia y de libertad, inquieto para lograr el respeto a sus ideas, buscador incansable de un centro de unión en el que reine la tolerancia para los conceptos religiosos, políticos, de cultura o nacionalidad.

Es pues en verano que, con la plenitud de la luz, que se maduran los frutos, como a nosotros nos hacen madurar en ilustraciones y conocimientos las enseñanzas de nuestra madre logia.

El masón debe evaluar los factores de la naturaleza que influyen en su vida para que en el esfuerzo de conquistar nuestra naturaleza humana hallemos en aquello que nos brindan los medios, la fortaleza suficiente con la que superemos las dificultades de nuestra existencia.

Cuando niños aprendemos por instinto a caminar, a hablar, a dormir y despertar, pero necesitamos de nuestra madre para alimentarnos y gozar confortablemente en su regazo.

En la juventud, apasionada, agresiva, reformadora, irrespetuosa, rebelde, impulsiva, de vida en plena libertad, sin ataduras a los conceptos y a las formas, hacemos en ella la idealización de nuestros actos, procurando que el mundo sienta la necesidad de cambiar, si es a nuestro modo de pensar mucho mejor.

Cuando adultos, se van formando nuestros pensamientos, ideas y nuestro propio carácter, dejando de lado el idealismo fácil y placentero, buscando y encontrando que la renovación es vida, o que la vida es renovación, dándonos a entender que debemos devolver siempre el beneficio recibido. La dedicación y afecto de los que amamos serán siempre un norte de nuestras acciones, devolviendo ternura, instrucción, reconocimiento y respeto a cuantos nos rodean, logrando, de esta forma, el equilibrio emocional propio de la adultez.

Que este nuevo solsticio, que éste cambio que hace la naturaleza, nos haga meditar en la necesidad de reactivar nuestra voluntad de renacer, que nos haga reflexionar en la necesidad de compartir el alma, cual semilla de fraternidad, que nos repitamos cada día que cada ser humano requiere ser levantado de sus desgracias.

Hermanos, la tiniebla mas breve y el día más largo han llegado a la cita habitual, el verano se abre esplendoroso pleno de sol y de esperanzas y tenemos la certeza que todo hombre tiene el derecho que lo saquemos de la infamante tumba donde lo han postrado el egoísmo, la ambición, la traición, la felonía y la hipocresía.

El próximo 24 de Junio será el próximo solsticio y nos recuerda queridos hermanos que cada día debemos poner lo mejor de nosotros mismos en procura de ser mejores SERES HUMANOS DE BIEN, libres y de buenas costumbres, para que nadie diga que hemos trabajado en vano.